El hecho de que el automóvil sea un espacio genera que las personas lo sientan como espacio propio y por ende privado. En una ciudad insegura como Bogotá, quienes se atreven a llevar las ventanas abiertas suelen ser los hombres. Así que cuestioné el género en relación al espacio público, donde las mujeres nos reconocemos como vulnerables. La idea es someterlos tranquilamente al otro lado de la mirada, algo por lo que no suelen pasar pero que culturalmente les parece tan natural de hacer. En Rojo es una crítica pacífica pero también contundente hacía los roles de género en nuestra sociedad.

The inside of a car is a space that makes people feel as if they are in their own space, and therefore a private space. In a less secure city like Bogotá, those who dare to drive with open windows are usually men. So I question gender in relation to public space, where womenrecognize themselves as vulnerable. The idea is to calmly subject them to the other side of the gaze, something that they do not usually go through but which culturally seems so natural to do. “En Rojo” is a pacifist, but also forceful criticism towards gender roles in our society.